BLOG-TRAILER

miércoles, 20 de septiembre de 2006

El ferry: un (fi)asco que se arrastra en el mar

Esta es una catarsis a destiempo, pero ¿cuántos años tenemos siendo náufragos del ferry? ¿Soportando las (c)olas, el bochornoso calor, el vacilón de sus corsarios, el cheverismo insular y de tierra firme para con nosotros, sus ilustres borregos ilustrados?

Ellos, los filibusteros sobre quienes gravita el monopolio del ferry, no merecen transportar nada: ni mercancías, ni animales ni gente. Pero nosotros, los usuarios, somos los pendejos supremos que nos merecemos, a punta de calárnosla, esta gestión inservible de no-servicio y sí lucro a toda costa.

Abran el mercado a nuevas concesiones. Bienvenidos los canadienses, escandinavos, japoneses, noruegos, senegalíes...¡que vengan, pero ya, a hacerse cargo del negocio los vikingos!

Sólo le deseo a la familia bucanera que le caiga encima las siete plagas del seniat; que nosotros dejemos de pagar tarifas cartelizadas para que nos frieguen y que los accionistas se coman sus chatarras y prueben su propia ración de coprofagia, a la que renunciamos sus ex-víctimas.

O prisión domiciliaria a bordo de sus “cayucos” (pateras, ranchos flotantes) y que naufraguen eternamente entre Puerto La Cruz y Punta de Piedras, dando tumbos sobre las olas caribeñas.

¡Las concesiones sin servicio son un puto asco!


(Imagen by Heidi Taillefer)

7 comentarios:

ROBERTO ECHETO dijo...

El ferry... Un desastre.

De un tiempo para acá me he imaginado al fantasma de Fucho Tovar errando por siempre en la proa de una de esas embarcaciones malditas.

¡Cuánto horror, Javier!

JORGE ESPINOZA dijo...

Ciertamente el ferry es algo que está desfasado con respecto de la realidad tecnológica de hoy día.

Javier Miranda-Luque dijo...

Roberto: atractiva imagen fantasmagórica la del patriarca fundador del ferry condenado a deambular per secula seculorum en sus cayucos, herencia de sus vástagos.

Jorge: el ferry no es más que purito subdesarrollo ¿flotante?

Abrazo náufrago, JML.

Jesús Nieves Montero dijo...

sin duda existen ciertos servicios que no pueden ni deben constituirse en un monopolio sin derecho a pataleo...

es una d elas cosas que más me preocupan, situaciones como las del ferry nos van como que ablandando, haciendo que nos acostumbremos a ese síntoma de la resignación a la mediocridad que es el conformismo...

salud por el ejercicio de soñar y exigir un trato mejor

j.

Jesús Nieves Montero dijo...

una muestra de cómo el conformismo es un síntoma inequívoco de la mediocridad...

salud por soñar y exigir libre competencia y mejor servicio

j.

Javier Miranda-Luque dijo...

Jesús: sin importar la magnitud de los capitales involucrados, no hemos logrado desterrar la mentalidad imperante de "la taguara" implantada en nuestros cerebros recalentados por el trópico; es el conceptico de la fachada bien pintadita y la recepcionista maquillada con su presencia de "buena". Imagino (y excúsenme la escatología) que los accionistas de los cayucos habrán pensado: "si la mierda flota, nuestro ferry también lo hará". Abrazo con salvavidas, JML.

stirner dijo...

Que les revoquen su patente de corso; que los nipones construyan un puente; que Olafo se apersone con su flota; que el Titanic rediviva tripulado por Kate Winslet en plan mascarón de proa con sus tetas adobándose de salitre; que se arreche la cacica Isabel y se amotine desde ultratumba; que naveguemos todos en el yellow submarine de los beatles...