BLOG-TRAILER

viernes, 8 de septiembre de 2006

Bailarina L

“A Lorena: coreógrafa de sí misma, ojos boquiabiertos que se asoman al mundo, recomponiéndolo a la medida de sus pasos”. Tal es la dedicatoria que le ofrendé a mi hija en mi libro “El baile de los elefantes” (Monte Avila Editores, 2004) y que hoy, más que nunca, suscribo al cumplir sus 14 años, océano Atlántico de por medio, y qué mejor obsequio, digo yo, que París para celebrarlo. Nada más. Nunca menos.

5 comentarios:

Catriela Soleri dijo...

Que lindo padre.
Ahh lo bueno es que ¡¡hoy veo a mis papás!!

Fedosy dijo...

Oye, Javier, ahora que leo tu perfil, veo lo de tu programa de radio. En Valencia, yo tuve una tienda, un club de video, que se llamo El arte del ocio. Poco despues, El arte del ocio se convirtio en un pograma de radio, donde comparti comentarios y mas de una tropelia con Jose Javier Rojas.

Tal como dicen, la ideas estan en el aire y son patrimonio universal. Je.

Larga vida las vendimias de Erzebeth y a los mataderos de Rays.

Javier Miranda-Luque dijo...

Fedosy: efectivamente "el ocio es nuestro negocio", frase de innegable inspiración macluhiana. También está la legendaria "Guía del ocio" que se editaba en Madrid y el lúcido "Derecho a la pereza" de Paul Lafargue, yerno de Carlitos Marx. Lafargue, antes de suicidarse, nos obsequió esta invitación luminosa: "seamos perezosos en todo, menos en amar y en ser perezosos".
Sobre las ondas hertzianas, en el archivo de agosto puedes leer un post titulado "Historia personal de la radio" donde estoy involucrado. Abrazo en el aire, JML.

Javier Miranda-Luque dijo...

Ah, Fedosy, se me olvidaba: ya que mencionas tu experiencia radiociosa en Valencia, me hiciste recordar un programa semanal que emití brevemente en Radio Mía (¿existirá todavía esta emisora en amplitud modulada y bajo la misma denominación?. Se denominaba "Desconcierto" y tenía absoluta libertad musical para sonar desde la voz exquisita de Annie Haslam en compañía de "Renaisance", pasando por Michael Chapman y su guitarra que diluviaba hasta Graeme Edge Band ("I want to be the lover, dont want to be the fool, oh no") o el Génesis de Peter Gabriel.

Gracias, Fedosy, por dispararme la memoria. ¿Cuando emprendemos un programa radial conjunto? Tienes la palabra. Abrazo electroacústico, JML.

Fedosy dijo...

En el arte del ocio tambien traimos los discos de casa, era una belleza.

Me gustaria si, volver a hacer radio. Me voy unas semanas de vacaciones. Te escribo a tu correo cuando vuelva y nos ponemos en contacto.

Salud