BLOG-TRAILER

jueves, 7 de septiembre de 2006

Caperucita tercer milenio: "soñaba decapitar al lobo"

Con mi esposa y mis hijas de vacaciones, pues yo mismo me había propuesto dejar reposar el blog un poquito, desbordando el ocio de mis predios domésticos, pero se encontraron mis ojos con los de esta niña aquí expuesta y me dije en voz alta: "¡joder, sí es Caperucita!". De inmediato me percate que se trataba de Natascha Kampusch, la infanta vienesa desaparecida camino a clases hace una década y que resultó estar secuestrada, raptada, enclaustrada bajo prisión domiciliaria ajena (adoro los putos sinónimos) por el lobo feroz, denominado en este milenio Wolfang Priklopil, quien al verse desprovisto de su muñequita privada, de tamaño natural, ¿eh?, que no es un bonsái, pues se arrojó bajo los rieles del tren. Dice hoy la Caperucita (pero no hay sino que mirar la foto para "verla") Kampusch que, allí encerrada, tenía un sueño recurrente: decapitar al lobo, decapitar al lobo, decapitar al lobo. Cuídate de tus sueños, Natascha Roja (más bien púrpura, según la foto), que, inesperadamente, se vuelven realidad. El bobo feroz se decapitó él mismo, a sus 44 años jugando a Guantánamo, usando el transporte público cual guillotina. Concluyo yo parafraseando a ¿Verlaine?: "hay otros Guantánamos, pero están en Viena".

1 comentario:

Jesús Torrealba dijo...

La vida real a veces supera la ficción más afiebrada y bizarra. Qué duro, ahora probablemente caperucita pase a formar parte del Jet Set de celebridades, lo tiene todo para eso, es linda y "telegénica" y para obtener sus 15 minutos Warholl tuvo que pasar 10 años de terror, sin contar los que siguen, pues dudo que esa experiencia permita surgir una personalidad sana, más aún si los medios empiezan a regodearse con el suceso. Imagino en unos meses las fotos de Playboy o el E-True Hollywood Story... y yo saldré corriendo a verlo y a comprar la revista para ver de qué pantone rosado tiene los pezones!!!

Jesús Torrealba