BLOG-TRAILER

lunes, 26 de marzo de 2007

©Pequeñezuela Venecia (ahora con himno)

Se me ocurre que el himno a adoptar debería ser: "Somos peces del Guaire, somos peces del Guaire", de los skantantes de "Desorden Público". A mí me suena bien.

8 comentarios:

krina dijo...

Esto son también aguasw negras?

krina dijo...

Dios, es la primera vez que logré entrar en algún blog...
Te saludo Javier

©Javier Miranda-Luque dijo...

Le doy la bienvenida a Krina Ber (una de nuestras narradoras urbanas de ficción más descarnada) a mis predios pequeñezuelos-venecianos.

Respondiendo a tu interrogante sobre la naturaleza de las aguas que fluyen en el regazo del ¿río?, pues me temo que esté allí presente toda la paleta cromática con su carga microbiótica adosada.

Me apeteció dejarte un comentario en tu "tapara" bloguera, pero sólo acepta ¿taparanianos, taparaenses?

Abrazo fluvial, JML.

Kimberly dijo...

Y eso que en la foto no apareció algún gondolero pescando zapatos...

Kimberly dijo...

Siguiendo con los gondoleros, se me ocurre que para compensar la multitud de gente en el metro y los asaltos en los carritos por puesto, alguien pronto va a venir con la idea de transportar a los vecinos del Guaire en cupiaras hechas de láminas de zinc y trozos de madera. O mejor aún, alguna alcaldía mande a comprar botes a motor para crear microempresas de "Transportistas del Guaire".

Luigi dijo...

Pero bueno que reduccion imperialista me le distes al Guaire!? Cual es la epitemologia de ese nombre pues? Yo diria mejor un mini submarino, para poder llegar y desembocar en las aguas salinas de la costa!

©Javier Miranda-Luque dijo...

Justo anoche que comienza a llover y aquí navegan comentarios (cual mensajes embotellados). Ahoritica, cuando arrecien las lluvias, el caudal de nuestro río urbano será navegable.

Buena iniciativa, entonces, esa de los "transportistas del guaire" con motores fuera de borda alimentados de etanol (al fin la harina precocida de maíz que inhibe la metabolización del hierro en la sangre podrá ser transmutada en combustible no fósil, vaya). Tierna versión creole de los gondoleros grand-venecianos.

Y hasta Jacques Cousteau podrá nadar en el guaire dentro de su sumergible ecológico y los Beatles en su yellow submarine.

Vainas, pues, de nuestra pequeñezuela Venecia.

Juana Lezaida dijo...

Me gusto encontrar esta pagina y observar esa fotografía desde tu perspectiva. Se ve realmente como la una pequeña Venecia