BLOG-TRAILER

domingo, 14 de octubre de 2007

Cómplice Courbet

Gustavo Courbet es un añejo y entrañable amigo (eñe con eñe no engaña; regaña, eso sí, mientras monitorea nuestras tropelías). Ahora se le homenajea con una retrospectiva de 120 lienzos, 60 fotos y un par de cuadernos de dibujos y bocetos en el Grand Palais parisino hasta el 28 de enero del 2008.
Este autorretrato se nos antoja peculiarmente fidedigno ante el deslumbramiento placentero de "El origen del mundo".
Ante el cual enarbolamos —nunca mejor dicho— nuestra complicidad irrestricta.Nuestro entusiasmo común por el demonio recalcitrante de la belleza.

2 comentarios:

aka rcoll dijo...

El Origen del mundo era ya suficiente para la inmortalidad para Courbet.

Por otra parte, creo que ese cuadro dejó dicho todo lo que debía decirse del realismo como movimiento artístico.

(Por eso, en parte, es que es un cuadro que se resiste a la parodia).

Un abrazo.

©Javier Miranda-Luque dijo...

Rescato una frase de este individuo talentoso incesantemente deslumbrado, quien dijo más o menos textualmente: "siento el imperativo de vivir como un salvaje".

Courbet —a mi modo de ver— elevó sus instintos a la exquisita potencia.

Ya publicaré algo más sobre él.