BLOG-TRAILER

martes, 8 de enero de 2008

Microrrelato: ORBIL, el exterminador de erratas (sic)

Grafómano que era, mi padre me bautizó con el nombre de "Orbil" que no es otra cosa que la palabra libro al revés. Tal denominación marcó de manera indeleble mi vocación: soy exterminador de erratas y trabajo en una editorial enmendándole la plana a los demás. "Corrector" es el eufemismo con el que se nombra mi oficio. Vivo, pues, de las erratas ajenas. Ripios y desatinos dactilográficos que se reproducen por degeneración espontánea cual virus informático. El efecto colateral de mi profesión consiste en una aversión alérgica a los libros que me impide acercarme a librerías y bibliotecas.

Pueden acceder al texto publicado en página2.es pulsando AQUÍ donde están colgados otros casi 500 microrrelatos que conllevan el término "libro" en menos de cien palabras: interesante certamen narrativo masivo en el que cada lector decidirá sus preferencias.

2 comentarios:

argonáuticas dijo...

Javier: por aquí de vuelta, después de una vacaciones.

Qué divertido el concurso de microrelatos. Interesante personaje maracucho este Orbil.

Mis mejores deseos.

©Javier Miranda-Luque dijo...

Coll: bienvenido, una vez más.

El sujeto este, Orbil, bien podría ser una fonetización feroz de Orwell.

En todo caso, qué vivan las erratas ajenas (que son cual mujer del prójimo: ¿indeseables por mandato bíblico, tríblico, omníblico?).